La doctrina de liderazgo y su incidencia en el ejercicio del mando y gestión institucional de los oficiales en la Armada del Ecuador 

El Sr. VALM (SP) Valdemar Sánchez Vera, asesor y docente de la Academia de Guerra Naval, el día 24-ABR-2017, en el salón auditorio de la Base Naval Norte, dictó la conferencia sobre "La doctrina de liderazgo y su incidencia en el ejercicio del mando y la gestión institucional de los oficiales en la Armada del Ecuador".  En esta conferencia el Sr. expositor plasma toda su experiencia de oficial de marina y líder, hace una investigación durante años, sobre la doctrina de liderazgo en varias armadas de todo el mundo, entre ellas: EEUU, Australia, Canadá y España, siendo las más representativas debido al enfoque de competencias y atributos que han generado en su doctrina para la formación de líderes.   Saca a relucir lo más importante de cada una de ellas, el MCLM que es el "Modelo de Competencias del liderazgo Militar" aplicado por la Armada de EEUU, el cual se compone de cualidades (SER) y capacidades (HACER), para cumplir las cualidades el líder debe poseer: valores, empatía, espíritu de guerrero, porte militar, condición física, sereno, capacidad de recuperación, agilidad mental, buen juicio, ser innovador, poseer tacto interpersonal, estabilidad emocional y conocimiento integral.  Una vez que el líder posee las cualidades antes mencionadas, debe desarrollar capacidades estas son: liderar a otros, influenciar mas allá de la cadena de mando, liderar con el ejemplo, comunicar, crear un ambiente positivo, prepararse, capacitar a otros y finalmente lograr resultados.

 Este modelo de competencias del liderazgo militar (MCLM), aplicado con una adecuada inteligencia emocional, y con un conocimiento claro de la influencia que tiene el poder basado en una buena aplicación de los modelos de liderazgo establecidos por Goleman, buscan generar un líder transformacional.  Para el desarrollo de esta doctrina el Sr. Expositor realizó una encuesta de 6 preguntas en el año 2012, la cual dio como resultado que, la doctrina empleada para enseñar liderazgo estaba obsoleta y requería una actualización.  Como resultado final, el desarrollo de este modelo busca impartir en todos los miembros de la Armada, una doctrina actualizada, nueva, que permita generar lideres transformadores.